Jueves 28 de Agosto de 2014

Logran habitantes de Nogales la destitución de funcionarios municipales

 

Por segunda ocasión en lo que va del presente año, alrededor de 70 integrantes de la organización Alianza Ciudadana se manifestaron este miércoles en las instalaciones del Palacio Municipal de Nogales para demandar la destitución de algunos funcionarios municipales señalados como presuntos responsables de daño patrimonial durante el ejercicio 2012, los cuales continúan laborando en la actual administración.

 

Luego de más de tres horas y media de diálogo con integrantes del cuerpo edilicio, con excepción del Presidente Municipal Antonio Bonilla Arriaga, quien por razones desconocidas se ausentó de la reunión sostenida en la sala de cabildos, finalmente se acordó el cese de los funcionarios municipales, asunto que sería ratificado hoy por la tarde en sesión de cabildo.

Fue necesaria la presencia del delegado regional de la Subsecretaría de Gobierno, Marcelo Cervantes Huerta, quien avaló los acuerdos referidos, mismos que quedaron asentados en una minuta de trabajo firmada por las partes involucradas.

De esta manera y tras la presión ejercida por el grupo de inconformes encabezados por Roberto Huerta Abad, representante general de la citada organización, durante la sesión de cabildo que se llevaría a cargo este día serían destituidos el ex síndico Lorenzo Cortés Juárez, la ex regidora Charito Ruiz Cristóbal, el Secretario del Ayuntamiento, Carlos Martínez Valero, la tesorera municipal Esmeralda Rosas Marcial, el Subdirector de Obras Públicas, Efrén Espinoza Lozada y la coordinadora de Salud, Rocío López Aguilar, mientras que al Oficial Mayor Manuel Carranza Aguilar se le dio el voto de confianza por parte de algunos ediles.

La acalorada reunión dejó al descubierto la acalorada fractura que prevalece al interior del cabildo nogalense donde se han conformado dos grupos, uno integrado por los ediles miembros de la Comisión de Hacienda y Patrimonio Municipal, y el otro por los regidores primero y segundo, los cuales mutuamente se lanzaron indirectas ante la presencia de los manifestantes.

El punto álgido de la movilización aconteció cuando los integrantes de Alianza Ciudadana pretendieron forzar al Secretario del Ayuntamiento, Carlos Martínez Valero, para que compareciera en la reunión para explicar el porqué realiza dos funciones a la vez pues, como es del conocimiento público, funge como agente municipal de la congregación de El Encinar.

Los campiranos intentaron entrar a su oficina, pero el secretario les dio con la puerta prácticamente en las narices, mientras que nervioso hacía señas al empleado de Comunicación Social para que tomara fotografías de la eventualidad, al tiempo que reía y sostenía una mirada retadora en contra de los miembros de dicha organización.

Cabe destacar que las personas inconformes insistieron en el cese inmediato de la auxiliar de Limpia Pública, de quien aseguran recibieron un trato despectivo cuando fungió como regidora y censuraron su presunto enriquecimiento en los últimos tres años, su ineptitud y su escasa calidad moral al grito de ‘Fuera’.